Entrevista a MISS BAKER: "Buscamos cabrear, remover mentes, hacer bailar, reflexionar y entretener"

20/06/2019
 
MISS BAKER es una banda madrileña formada en 2017 por Aitor Uribarri a la voz y guitarra, Miguel Bastante al bajo y Fernando Blanco a la batería, juntos conforman un power trio de stoner rock con un sonido muy potente y unas letras cargadas de mensaje. Con la publicación de su primer EP #1 en julio de 2018 y varios temas en proceso de grabación prometen dar mucho que hablar. Bienvenidos a METAL KORNER.
 
METAL KORNER: El nombre de la banda, MISS BAKER, hace referencia a uno de los primeros monos lanzados al espacio que regresó con vida, ¿cuál es el significado para vosotros?
 
MISS BAKER: Abel y Miss Baker, los dos primeros monos puestos en órbita, representan todo lo que consideramos que está mal en esta época rara que nos ha tocado vivir. Nos consideramos moral, intelectual y biológicamente superiores al Reino Animal y eso es lo que nos está llevando a la destrucción del planeta. Esa falta absoluta de humildad nos hizo enviar a dos pobres criaturas sin voz ni voto a flotar por el espacio para probar que podemos llegar más allá de la estratosfera por ganar una especie de concurso de popularidad entre estados soberanos. Visto desde la perspectiva del respeto a los seres vivos, es un comportamiento muy estúpido. En el tema Mononautas, que está en el disco, exponemos esta idea.
 
MK: ¿Cuál es el origen de la banda?
 
MB: Cuco y yo tocamos juntos durante diez años en otra banda llamada SOOTHE, muy alejada estilistica y conceptualmente de MISS BAKER. Tras aquella experiencia construimos una comunicación y un entendimiento musical que no he logrado con ningún otro batería. Nació con una claqueta en el cerebro, la cuál jamás pierde. Yo estuve dos años viviendo en Los Ángeles y, desde hacía mucho tiempo, me daba rabia no tener una banda. Mi amigo de la universidad, Hilario López, que ya había formado parte de SOOTHE en sus inicios, me comentó que molaría volver a tocar un sonido potente y guitarrero en formato trío. La idea me puso las pilas enseguida y empecé a componer algunas canciones y, tras casi ocho años sin banda, decidí coger el teléfono un día y llamar a Cuco a ver qué ganas tenía de tocar, dijo que sí al momento, porque tenía más ganas que yo. Hilario, Yayo como le llamamos, por cuestiones de tiempo estaba demasiado ocupado en otros menesteres y no podía dedicarle todo el tiempo que le gustaría, así que decidimos hablar con su primo Miguel Bastante, el cuál se ha convertido en el pegamento fundamental para darle entereza a nuestro sonido, con sus líneas de bajo contundentes y juguetonas, además de por las risas que nos echamos con él.
 
MK: Estáis empezando a dar conciertos a diestro y siniestro de momento por la capital, ¿cómo está de complicado para una banda de reciente formación tocar en salas para demostrar su fuerza en directo?
 
MB: Bueno, a diestro y siniestro es exagerar un poco, jejeje, pero sí, estamos empezando a poder tocar en buenas salas y a conocer a bandas y gente genial, como GROAL o DESDE MARTE. Tocar en directo cuando una banda empieza siempre es un sobre esfuerzo que debemos hacer los músicos desconocidos para que nuestra música llegue, ya que todo queda muy bonito cuando te ven en el escenario, pero tras esa imagen se desconoce el trabajo agotador que conlleva: Ir al local, desmontar amplis, batería, cables, cargarlo en la furgo, ir a la sala, descargar, volver a montar, probar sonido, cenar lo que puedas y a toda leche, tocar con todas la ganas que puedas o que te queden después de la paliza y, al terminar, vuelta a empezar, jajajaja. Todas las ciudades españolas están empezando a tener menos música en directo y eso es triste, sólo por el titánico esfuerzo de las gentes de las salas que siguen peleando por los conciertos, es por lo que continuamos pudiendo disfrutar de esto que tanto nos gusta.
 
MK: ¿Cuáles son vuestras influencias musicales?
 
MB: Yo pasé mi adolescencia en plena ebullición del sonido de Seattle, siendo NIRVANA, SOUNDGARDEN, SUNNY DAY REAL STATE y SMASHING PUMPKINS mis grupos de cabecera, aunque solía escuchar muchísimo metal con PANTERA, MEGADETH y ANTHRAX a la cabeza. De entre toda esa amalgama de nuevo rock americano, en Nueva York surgieron dos bandas fascinantes que son HELMET y QUICKSAND, pura adrenalina y potencia que influyeron muchísimo en mi forma de entender las estructuras y el riff. También una banda de space rock de Chicago llamada HUM, que se marcó un discazo en el 95 llamado You´d Prefer An Astronaut y que ha sido uno de mis discos de cabecera durante años. Obviamente, flirteé con el new metal, con DEFTONES y MACHINE HEAD fundamentalmente. Sin embargo, es imposible no nombrar a KYUSS, ya que si no fuese por JOHN GARCÍA, BRANT BJÖRK, NICK OLIVIERI y el enorme JOSH HOMMES no existirían las bandas que nos llamamos stoner. Siempre imagino a estos pobres chavales aburridos y desesperados en mitad del desierto de Palm Springs, donde pasan el verano jugando al golf los blancos republicanos conservadores, cogiendo sus guitarras y disfrutando entre tanta mojigatería. Menos mal que emplearon su tiempo en hacer ruido y fumar muchos canutos, que si no, no estaríamos aquí hablando de todo esto. Gracias siempre, KYUSS.
 
MK: ¿Cuál es vuestro proceso a la hora de componer: Lo hace un miembro de la banda o es conjunto?
 
MB: Los temas los arranco yo con una estructura, los riffs y la letra. Después, llevo al local una grabación casera donde analizamos el resultado y, a partir de ahí, empezamos a trabajar todos juntos. Sin embargo, estamos empezando a experimentar la composición musical conjunta.
 
MK: ¿Cómo definiríais vuestro sonido? ¿Qué buscáis en él?
 
MB: Yo diría que es nuestra segunda adolescencia, ya que este sonido se lleva haciendo desde los años 90, sin embargo, cuando tocaba en los 90 este sonido a la gente le parecía demasiado agresivo y duro, y ahora es rock de "puretas". Hoy en día la música rock está muriendo o está dominada por grupos insulsos sin valentía ni agresividad, todo es un revival del revival hasta el punto que bandas que copian literalmente a Led Zeppelin parecen nuevas. Hay que tirar del pasado para parecer nuevo, como la moda hipster de los bares, que te dan torreznos de toda la vida, pero biológicos, refinados y en plato japonés de porcelana, y te te crees que te estás zampando algo nuevo. Buscamos cabrear, remover conciencias, hacer bailar y reflexionar, pero fundamentalmente entretener que, al fin y al cabo, son los propósitos que ha tenido el rock desde que se inventó.
 
MK: ¿Por qué decidisteis cantar en castellano cuando el stoner es un género evidentemente estadounidense?
 
MB: Tras mi experiencia estadounidense, siendo yo bilingüe y ciudadano estadounidense, me harté de ver como aceptamos la invasión cultural americana y la intentamos reproducir a través de un modelo que roza el ridículo, ya que la mayoría de bandas que cantan en inglés pronuncian fatal y suenan estúpidas. Para mí, exponerme en castellano a que me partan la cara por mis letras, gusten o no, sean buenas o malas, es otro de esos pasos valientes que creo que los grupos de rock debemos tener y mucho más en este país doblegado y vendido a los de fuera (USA, UK, Alemania, etc, etc…). La música es un lenguaje universal, una manera de entendernos, de empatizar y de tirar abajo barreras invisibles que creamos con nuestras cerradas y encorsetadas formas de pensar, ¿qué más dará el idioma o el país? Nada pertenece a nadie.
 
MK: Vuestras letras van cargadas de mensaje, ¿lo veis necesario en los tiempos que corren?
 
MB: Necesario no es nada excepto comer, dormir, cagar y mear, pero sí considero que es imposible no estar atento o sentirte abrumado con los tiempos absurdos, locos y surrealistas que nos han tocado vivir. Vemos a nuestro alrededor cómo la cagan estrepitosamente todos los líderes que escogemos o las empresas en las que trabajamos, siendo nosotros cómplices con nuestra pasividad, que es imposible no sentirse afectado por todo ello. Tal y como decíamos antes, el Rock nació como un movimiento contestatario frente a la cerradura de mollera de una época mojigata y aburrida, a la que algunos partidos y personas nos quieren llevar de vuelta. Precisamente por ello, no viene mal recordarnos y exponer aquello que nos cabrea. Ni somos profetas, ni ejemplos, ni queremos que la gente piense como nosotros, pero nos quedamos muy a gusto diciendo lo que pensamos y, si conseguimos remover conciencias un poco, pues mejor que mejor.
 
MK: ¿Cómo veis el panorama del stoner en nuestro país?
 
MB: No veo escena ni movimiento, ya que la música independiente en España siempre ha sido de naturaleza muy marginal. El problema creo que está en nuestra cultura musical, si lo que escuchas en la tele, la radio, las gasolineras y las tiendas es reggaeton o música disco sin calidad alguna, pues eso deja un poso, haciendo entender que eso es la música que hay que escuchar. Como todo en la vida, la educación es fundamental.
 
MK: Acabáis de editar vuestro disco, ¿qué tal al experiencia?
 
MB: Empezamos grabando siete canciones y, tras darles muchas vueltas, vimos que no podríamos darle el sonido que buscábamos, así que Miguel sugirió a José Fernando Tercero de JFT Producciones para que nos remezclase y remasterizase uno de los temas, y así ver si era lo que buscábamos. El resultado fue tan espectacular que decidimos grabar cinco temas más y darle los 12 a él para que hiciera lo que mejor que sabe hacer. Para nosotros el resultado es mucho más de lo que podríamos haber imaginado. Estamos contentos, agradecidos y entusiasmados con poder compartir estos doce cortes con todos vosotros.
 
MK: ¿Algunas palabras para vuestros fans?
 
MB: ¿Fans?, ¿qué fans? Nuestro único concepto de fan es ventilador. Pero si tuviéramos que decirles algunas palabras serían: Poplíteo y modorro, que suenan muy bien.
 
Enlaces de interés:

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal