Entrevista a The Blanko: "Hemos tenido un buen feedback, será interesante ver hacia dónde va"

31/07/2019
Entrevista por Irene
 
 
Durante nuestra visita a Finlandia tuvimos el honor de entrevistar a Pauli Hauta-aho, cantante y guitarrista de la banda finlandesa de rock alternativo THE BLANKO.
 
Aunque todavía no son muy conocidos en España, tienen tres discos de estudio: Flying Colours (2011), Into the Silence (2013) y su último lanzamiento, Stimulation Paradise, que salió a la venta el pasado 26 de abril y está teniendo muy buena acogida por partes de los medios de comunicación nacionales. A continuación os dejamos con la extensa charla que tuvimos:
 
METAL KORNER: En primer lugar, nos gustaría agradecerte que nos dediques tu tiempo para contestarnos estas preguntas.
 
THE BLANKO: ¡Un placer!
 
MK: El 26 de abril salió a la venta vuestro tercer álbum Stimulation Paradise. ¿Qué tipo de feedback habéis recibido hasta ahora?
 
TB: ¡El feedback ha sido muy bueno! Por supuesto que estábamos muy ilusionados con la publicación de nuestro nuevo trabajo, pero no sabíamos que esperar del público. Hasta ahora hemos tenido unas reviews muy buenas por parte de los medios de comunicación y también hemos recibido muchos mensajes de los oyentes diciéndonos qué canciones son sus favoritas y porqué. ¡Es interesante ver hacia donde va todo!
 
MK: Vuestro segundo disco Into The Silence se publicó en el 2013. ¿Por qué pasó tanto tiempo entre los dos discos?
 
TB: Bueno, nos dejamos llevar, y no siempre hacemos las cosas según el horario. También siento que la música de alguna manera te dice cuando está lista para ser publicada. Pero por supuesto hubo muchas cosas que tuvieron lugar después del anterior lanzamiento: Dimos conciertos, tuvimos cambio de bajista, cambiamos de sello discográfico, y mientras pasaba todo eso, escribía y componía nuevas canciones etc. Por lo que el tiempo real de crear el disco nuevo, pre-producirlo, escribirlo, grabarlo, mezclarlo y masterizarlo, llevo en total unos cuantos años.
 
MK: Hablando nuevamente de vuestro último disco Stimulation Paradise, ¿cómo fue el proceso de creación?
 
TB: Fue un proceso de creación habitual, con altibajos, donde a veces crees que no es lo suficientemente bueno y luego crees que es lo mejor que has hecho nunca. Sí, fue muy interesante y también muy diferente de los anteriores porque en esta ocasión produjimos el disco nosotros. Tuvimos productores externos que se encargaron de la pre-producción e hicieron alguna producción adicional etc, pero la principal responsabilidad estaba en nuestras manos. Fue todo muy educativo en ese sentido.
 
MK: Y ¿qué nos puedes decir de las canciones? ¿Eres tú el compositor?
 
TB: Si, yo compuse la música y escribí las letras. Es un trabajo duro, ¡pero alguien tiene que hacerlo! (risas)
 
MK: ¿Hay alguna canción especial para ti, con un significado especial o muy personal?
 
TB: En realidad son todas muy personales. Y mi canción favorita depende mucho del día, o del sentimiento. En este momento me gusta mucho Soul to Soul, y también el vídeo tan bonito que
hicimos para la canción. También siento que de algún modo capturamos algo de magia en cada una de ellas.
 
MK: ¿Cuáles son vuestros planes a corto plazo? ¿Planeáis hacer gira por Europa?¿Consideraríais hacer gira por España si tuvieseis la oportunidad?
 
TB: Estamos planeamos dar más y más conciertos donde sea. Y sí, España, estaría genial. Es un lugar muy bonito y nunca hemos tocado allí antes.
 
MK: Estamos muy interesados en el nombre de tu banda, THE BLANKO. ¿De dónde vino la idea? Como hispano hablantes, nos parece una elección curiosa, porque se asemeja a una palabra en español, que precisamente hace referencia al color de vuestra vestimenta en el escenario. ¿Es esto una coincidencia?
 
TB: El nombre está relacionado con la idea de un lienzo blanco vacío (blank en inglés), al cual nosotros le damos forma con las canciones, las historias, y con el canto y la música. Es como un cuadro que resulta ser diferente en cada concierto.
 
MK: ¿Pero es esa la razón por la que vestís siempre de blanco?
 
TB: Bueno sí, ha sido algo nuestro desde el principio. Aunque también tenemos más ropa…
 
MK: ¿Cuándo empezó THE BLANKO?
 
TB: Empezó en el verano del 2006, yo tenía unas cuantas canciones preparadas y un impulso loco de probarlas con un grupo. Nos juntamos Jakke (batería de THE BLANKO) y yo con Marko (primer bajista de THE BLANKO) y empezamos a improvisar y así fue todo. Un tiempo después dimos nuestro primer concierto, en Torvi (Lahti) a principios de 2007. Todo lo que recuerdo es que estábamos cagados de miedo, fue aterrador, pero fue lo mejor que pudo pasar en aquel tiempo!
 
 
MK: Hablando más ahora de ti, ¿cuándo empezaste a tocar?
 
TB: Empecé a tocar probablemente cuando tenía cinco años o así. Mi tío estaba cuidándome con su novia y yo los entretenía tocando la vieja guitarra de mi padre. Siempre se reían cuando tocaba, y era tan genial y emocionante.
 
MK: ¿Y también tocas el piano?
 
TB: Empecé a tocar el piano cuando fui a las escuela con siete años, todavía toco de vez en cuando, es un cambio agradable para los sonidos de la guitarra.
 
MK: ¿Cuáles son tus influencias como músico desde entonces?
 
TB: Una de las influencias más grandes fue Jimi Hendrix. Realmente lo sentí, quizás me impactó en el momento adecuado. Cuando tenía probablemente diez/once años aproximadamente un amigo me trajo un casete para que lo escuchara, the Jimi Hendrix Ultimate Experience. Desde entonces ha habido muchos otros artistas, pero uno que merece la pena mencionar es Jeff Buckley, uno de mis compositores y cantantes favoritos. Y por supuesto como finlandés, no hemos sido capaces de mantenernos alejados de la herencia eslava, el Iskelmä, ese tipo de música muy melancólica que podemos escuchar ahora mismo de fondo, en forma de Eppu Normaali (risas). Hay algo acerca de la melancolía que de algún modo está incorporado en nuestro ADN. Así que en nuestra música también puedes escuchar un tipo de esperanza tan grande que duele el corazón o algo así.
 
MK: Sabemos que THE BLANKO es tu grupo principal, pero también has tocado en otros grupos como Leningrad Cowboys, y también eres músico de giras, como es el caso hoy aquí en Tammerfest con Apulanta. Háblanos un poco más de tu experiencia como guitarrista invitado, ¿es muy diferente hacer giras así que con tu propio grupo?
 
TB: Sí, es muy diferente. Tocar para otros grupos, o ser un artista invitado, te libera de algún modo de la responsabilidad de conlleva ser el líder del grupo. Es un peso más ligero que cargar por así decir, pero todavía tienes la oportunidad de hacer lo que amas, que es tocar y actuar. A parte de eso no puedo comparar nada con el hecho de tocar y cantar mis propias canciones, pero ambos tienen lados buenos!
 
MK: ¿Fue con Leningrad Cowboys tu primera gran gira? ¿Cómo llegaste a ellos?
 
TB: Si, giramos mucho por Europa. Festivales, clubs, etc, o como quieras llamarlos. Fui a sustituir a un guitarrista para un par de conciertos y después de eso me contrataron como miembro permanente. El primer concierto fue en el festival Miljoona Rock en Tuuri Kyläkauppa y el siguiente fue en el festival Crazy Days Rock en Makasiinit, Helsinki, donde tocamos canciones de Hurriganes con la leyenda Remu Aaltonen y colaboraron diferentes artistas como Kirka, Timo Kotipelto, Maya Paakkari, etc. Esto fue allá por el año 2003 o 2004.
 
MK: Has estado tocando en muchos países, ¿hay algún concierto que recuerdes por algo en especial? ¿cuál ha sido tu mejor experiencia hasta la fecha?
 
TB: Uno de los más increíbles fue en Tokyo, tocamos con THE BLANKO en el Loud & Metal Festival en el 2014. Eran como las tres o las cuatro de la tarde, la sala estaba completamente llena y la gente cantaba con nosotros las canciones, estábamos impresionados ya que era nuestro primer concierto en Japón. También fue uno de los primeros conciertos con nuestro nuevo bajista (Jykke Tikka). 
 
Uno de los conciertos más grandes fue con Leningrad Cowboys en Austria. Había unas 180.000 personas, algo así como el mayor festival al aire libre en Europa. Recuerdo correr de un lado al otro del escenario y estar agotado (risas). ¡El escenario era enorme! Pero sí, he visto muchos sitios, locales y públicos, pero de algún modo siento que el mejor concierto es el que estás en cada momento, no importa el tamaño de la sala o cuánta gente hay mientras sienta la conexión, el concierto tiene un significado y éso merece la pena recordarlo.
 
MK: También he oído algo no tan agradable que pasó en Kosovo, algo relacionado con una alergia.
 
TB: Ah si, comí pescado accidentalmente y casi muero. Fue un poco terrible. Estábamos en Kosovo con Leningrad Cowboys y tuve suerte de que tocamos en la base de la armada de las Naciones Unidas, donde hay un hospital en las instalaciones. El médico local me puso una inyección o algo, no sé lo que fue pero ayudó (risas), y fuimos capaces de dar el concierto con tan solo 15 minutos de retraso.
 
MK: Por último nos gustaría agradecerte una vez más tu tiempo, para nosotros ha sido un placer. ¿Hay algo que quieras decir a nuestros lectores?
 
TB: Gracias. ¡Oh sí, haceos un favor y visitad Stimulation Paradise! ¡Nos vemos en los conciertos!

 

Enlaces de Interés:
 
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal