Crónica: El BEER FESTIVAL llena de metal la costa de Granada (Salobreña, 20-7-19)

09/08/2019
 
 
Al igual que el año pasado, una nueva edición del BEER FESTIVAL tenía lugar en Salobreña (Granada) sirviendo de escaparate tanto a algunas de las buenas bandas locales de la zona como fueron DLIRIUM y PROYECTO ESCRACHE, como a otras venidas de algo más lejos como fueron FIRE GROWTH (Sevilla) y HORRIFIC (Almería). Poco a poco el humilde festival ha ido creciendo y consolidándose, mejorando el aspecto técnico (escenario, sonido y luces), muy por encima del presentado en ediciones anteriores, pues aunque el año pasado fue la primera edición, el festival tiene sus orígenes en el anterior Twenty Fest.

 

 
 
Con casi una hora de retraso por un problema técnico que alargó las pruebas de sonido, los primeros en abrir la noche fueron el grupo sevillano FIRE GROWTH. Directos desde Estepa llegaron al festival con muchas ganas de dar un buen concierto y con algunas novedades que nos mostraron durante su actuación.
 
La primera fue la presentación de su nueva vocalista Mariam Castillo, la cual entró en mayo en sustitución de su anterior cantante, y que junto a José Alberto Marrón y Miguel Ruiz a las guitarras, Joaquín Borrego al bajo y Francisco Javier Páez a la batería, completaba la formación de la banda sevillana.
 
 
La segunda consistió en la incorporación al setlist de temas nuevos que formarán parte de su próximo trabajo de estudio, el cual se encuentra en proceso de grabación actualmente, como fueron The Small Room o Belial, dejándonos un buen sabor de boca con ellas. Habrá que estar atentos a lo que están preparando estos chicos.
 
Su sonido se caracaterizó por una base rítmica potente y pesada con riffs muy marcados, muy influenciada por el heavy metal de bandas como Metallica o Ghost entre otras, que contrastaba con la voz más suave y melódica de su cantante, sumándose también en ocasiones a los coros sus dos guitarristas.
 
 
Dentro de su apuesta musical tocaron temas de su anterior EP Dawn Of The Flame repartidos durante su actuación, donde destacó el bloque inicial formado por la intro que da nombre al álbum, Anymore, Now We Realise y To Survive.
 
También intercalaron los temas Trying To Forget y Against My Mind con algunas versiones como Ritual o Square Hammer de Ghost y Aerials de System Of A Down, algo más tranquila de la versión que Amon Amarth hiciera en en su día, pero no menos potente gracias a su batería.
 
 
Hicieron un buen concierto aunque acusaron un poco la falta de experiencia de su nueva vocalista y la falta de rodaje sobre el escenario, estando un poco fríos y estáticos, algo a lo que no ayudó el hecho de que su guitarrista José Alberto tuviera que tocar sentado por una lesión en la pierna, quizás el más enérgico del grupo junto a su batería, pero nada que no se arregle con unos cuantos conciertos más.

Setlist completo:
 
1. Dawn Of The Flame (intro)
2. Anymore
3. Now We Realise
4. To Survive
5. Ritual (Ghost Cover)
6. Trying To Forget
7. The Small Room
8. Aerials (SOAD cover)
9. Square Hammer (Ghost Cover)
10. Against My Mind
11. Belial

 

 
 
Tras un breve receso, en el que se repartió cerveza desde un improvisado depósito desde el escenario a todo el que quiso, les llegó el turno a la banda local DLIRIUM, motor también del festival junto con la ayuda del ayuntamiento de Salobreña. Formada de las cenizas de su anterior banda Gear Assembly, por su cantante y guitarrista Fran junto con su ahora batería Gloria, en poco más de un año han comenzado ya a abrirse paso por los escenarios, tras un periodo previo que ha servido para componer material nuevo.
 

Tras algunas entradas y salidas dentro de la formación se ha consolidado con la entrada de un segundo guitarra como es Dani Rivas, algo que ha dado algo más versatilidad a la banda, así como de libertad para su vocalista como pudimos ver durante el concierto.
 
Nos dejaron también muy buen sabor de boca, sobre todo gracias a su frontman que supo tirar del carro, moviéndose y complementando la actuación algo más estática de sus compañeros de mástiles, que al igual que el grupo anterior acusaron un poco su falta de rodaje y experiencia sobre el escenario, algo normal teniendo en cuenta que era también el estreno de su bajista “El Pelos” con la banda, y que su otro guitarrista lleva también poco tiempo en ella.
 
 
Nos presentaron un estilo que mezcló temas más directos y potentes, con otros muy influenciados por el sonido de bandas como Metallica, pero que también mostraba toques de punk rock, sobre todo en los ritmos de batería. Con un sonido potente y directo, mezclaron temas de su anterior proyecto como S.G.T., Blood, Hate o Midnight Question, junto con canciones como Guerrero, Mi sitio, El ayer o Destino final entre otras, dando forma a un setlist que combinó temas en inglés con otros cantados en nuestro idioma.
 
Uno de los momentos especiales de la noche fue cuando Gloria dejó la batería para coger la guitarra acústica y cantar Destino final. 
 
 
Setlist completo:
 
1. Guerrero 
2. Mi sitio
3. Punk-o
4. El ayer
5. Midnight Question
6. Silencio 
7. S.G.T
8. Hate, Blood, Fire
9. Destino Final

 

 
 
Con algo más de media hora de retraso acumulada sobre su hora de actuación saltaban al escenario la banda almeriense HORRIFIC, para poner la parte más brutal a la banda sonora del festival. Con un sonido que fundía el thrash con la brutalidad del death metal, nos presentaron un sonido pesado, duro y oscuro que ha mamado y tiene su inspiración en las películas de terror de los ochenta.
 
 
Pese a que la banda es relativamente joven, poco más de un año, sobre el escenario quedó patente la experiencia de los músicos que la forman, pues supieron llenar algo más el escenario que sus dos compañeros de cartel anteriores. Tanto su guitarrista Richie como su bajista Anthony Shoes tuvieron bastante presencia sobre el escenario, aunque sin duda el centro de atención lo acaparó su vocalista Rhandy, que con su desgarradora voz consiguió sumirnos en su particular atmósfera de asesinatos y matanzas.

Desde que comenzara a sonar la banda sonora de la película Halloween a modo de intro, nos rajaron en canal con su potente directo a través de temas como Cosecha maldita, Creado en el infierno o Plainfield Gore, donde Rubén con su demoledora pegada y sus cambios de ritmo, nos aceleraba el corazón con la intención de sacárnoslo del pecho. 
 
 
No faltaron temas como Sesión 9, una canción para “zumbados” como nos la presentó su cantante y menciones a películas como Viernes 13 con el tema Crystal Lake o asesinos en serie como Ed Gein, “El carnicero de Plainfield”, con Plainfield Gore. Tal fue la descarga transmitida al público que consiguieron incluso que algún espontáneo subiera al escenario también casi al final del concierto, dejándonos con ganas de más.
 
 
Setlist completo:
 
0 - Intro 
1 - Cosecha maldita 
2 - Creado en el Infierno 
3 - El septimo dia 
4 - Plainfield Gore 
5 - El vals de los muertos 
6 - Agujas de hielo 
7 - Crystal Lake 
8 - Sesión 9
9 - Simbólico (Cover Death)

 

 
 
 
Después de las tres buenas actuaciones anteriores y para finalizar el festival, los elegidos fueron PROYECTO ESCRACHE, otros viejos conocidos que hemos tenido la suerte de ver en otras ocasiones y que, como siempre, no defraudaron a nadie. 
 
Clasificados para la final del concurso Quisquilla Motril y previa a la fiesta presentación del festival Lanjarock donde actuarían, hicieron una parada previa en Salobreña para presentar su último trabajo de estudio Luto. Con su peculiar metal reivindicativo nos presentaron este EP, compuesto por cinco temas muy variados donde han experimentado pero sin abandonar ese sonido oscuro y pesado, a caballo entre el stoner rock y el heavy metal de bandas como Black Sabbath pero a su vez aderezado por la peculiar voz de Isidro, la cual en algunas de las nuevas canciones suena más bestia que nunca, acercándose al metal más extremo con sus guturales.

Entre ellas Doble o nada, que nos dejó un buen sabor de boca con cierto regustillo a Hora Zulú pero sin perder ese sonido pesado de la banda, o Bio-lencia, que “se escribe con b” como nos la presentaba su vocalista, un tema donde Billy también hizo de las suyas con la distorsión y Dani nos sorprendió con un ritmo simple y repetitivo (me atrevería a decir que muy similar al reguetón) pero que le da un cierto toque tribal que te engancha. 
 

La verdad es que tanto el trabajo de Dani a la batería como de Jose Miguel al bajo es bastante notable y tienen bastante protagonismo en temas como en Fango o en Vaci@s, que junto a Tipos de interés, un tema cien por cien marca de la casa, cerraron la lista de temas nuevos.

Junto a ellas no podían faltar otros ya conocidos por los presentes y habituales en sus conciertos como son El dinero no se come, Cobayas o Adicción S. XXI, los cuales hicieron las delicias de los más fanáticos, los cuales llegaron a entrar en una espiral de pogos improvisados. Cuando ya daban por finalizado su actuación, tuvieron que improvisar un tema por petición popular como fue Dictocracia, canción que quedó claro que aunque la banda lo intente, no puede quitar de sus conciertos.
 

 

Setlist completo:

 

1 - El dinero no se come

 

2 - Cobayas
3 - Doble o nada
4 - Bio-Lencia
5 - Vaci@s
6 - Tipos de interés
7 - Fango
8 - Psicótico
9 - Adicción S. XXI
Biss
10 - Dictocracia
 

 

Al terminar disfrutamos de una de las sorpresas de la noche, como fue el solo del espontáneo “Manolito” que cogió los mandos de la batería al terminar el último grupo y dejó a más de uno con la boca abierta con su versatilidad de estilos.
 
Sin duda hacemos balance muy positivo, con un cartel variado, con buen nivel y una muy buena acogida por parte del público, el cuál aunque no lo pareciera por la dispersión del público, sentados muchos o en la barra, llegó incluso a acoger alrededor de las doscientas personas. Quizás lo único a tener en cuenta de cara a la próxima edición sería intentar cumplir puntualmente con los horarios, que por problemas técnicos retrasaron las actuaciones, y ampliar la oferta en barra, algo escasa en cuanto a variedad de bebidas, incluyendo también algo de comida.

De nuevo dar la enhorabuena al ayuntamiento de Salobreña, el cual ha conseguido poner un toque de metal a la Costa Tropical, diversificando su apuesta cultural y apostando también por un estilo algo más olvidado por otros ayuntamientos de mayor tamaño como por ejemplo el de Motril. Con eventos como este o conciertos como el de Medina Azahara, organizado por el ayuntamiento de Torrenueva hace poco, quedó claro que el metal sigue muy vivo en la costa de Granada. Solo esperamos con ganas la próxima edición, que esperemos vaya a más y nos sorprenda con un cabeza de cartel como un festival así se merece.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal