Crónica: LOS ZIGARROS y NARCO triunfan en el festival LANJAROCK (Lanjarón, Granada, 10-8-19)

13/08/2019
Fotografías por Rubén Montejo

 
El pasado sábado día 10 de agosto nos movilizamos hacia la localidad de Lanjarón (Granada) para asistir a la segunda jornada del LANJAROCK. El festival, bastante joven, lleva celebrándose unos pocos años. Es el primero en el que el festival se dividía en dos jornadas. Nosotros, por tema de logística, pudimos asistir sólo a la del sábado, donde actuarían variadas bandas como son LA PLAZUELA, LA SUDADERA DEL MÁNAGER, SINAIA, PONTEFORTE, NARCO, LOS VECINOS DEL CALLEJÓN y BILLYMONKEYS, aunque estos últimos no llegaron a actuar, como comentaremos más adelante. 
 
El evento se realiza en el Parque del Salado, un entorno natural rodeado de enormes eucaliptos y un riachuelo. La temperatura, alta y asfixiante a pleno sol, bajaba muchos grados dentro del parque, por lo que la estancia allí fue muy agradable. Un sitio inmejorable para un festival de este tipo, con una afluencia de público media. Los precios dentro del festival eran aceptables, aunque pensamos, un poco altos para ser un festival de estas características. La cerveza normal 3€ y la cuba de 1 litro 7€, rozando los precios de los grandes festivales. Y sólo cerveza y licores. No servían vino, para nosotros, un gran fallo... Pese a eso, la organización optó por los vasos reutilizables, algo que nos alegra y que compartimos al 100%. El problema fue que la cantidad mínima de “tokens” era de 10€, así que si querías tomar sólo un refresco o una copa, estabas obligado a gastar ese dinero, cosa totalmente injustificable y abusiva. También hubo varios artistas callejeros que estuvieron haciendo grafitis durante el festival, dándole más variedad y diversidad al evento (María Die en la foto de abajo).
Respecto a lo estrictamente musical, el escenario estaba muy bien montado, el equipo de sonido era más que suficiente y de calidad así como el sistema de luces. La hora programada de inicio era las 17:15. No sabemos por qué exactamente, pero comenzó con más de dos horas de retraso. La cosa no pintaba bien respecto a horarios.
 
En torno a las 19:20 comenzó a tocar el primer grupo, LA PLAZUELA, procedentes de Granada. El grupo, compuesto por dos vocalistas, dos guitarristas, bajista y batería nos ofrecía un estilo de rock fusión con influencias psicodélicas e incluso algo de flamenco. La afluencia de público al principio, pese a comenzar con tanto retraso como hemos comentado anteriormente, era muy escasa.

 
Debido a este retraso, la actuación se vio recortada y en lugar de tocar una hora como tenían previsto, el concierto se redujo a unos 40 minutos aproximadamente. Una de las cosas que más nos sorprendió fue la voz del cantante principal, muy rasgada y bronca. Nos chocó al principio pero después encajaba a la perfección con la instrumentación de la banda. Respecto al segundo cantante, durante los primeros temas hizo las labores de corista. A medida que su actuación fue avanzando, pasó a tener más protagonismo. Un concierto agradable y correcto para dar el pistoletazo de salida.

 
Setlist
Parao frente a la muerte
Si te vas a luchar
En la espera te esquino
Ron de Motril
Marinero en tierra
Hasta cuando quiera 
La quiero a morir (versión)
 
Finalizado el concierto de LA PLAZUELA y tras un cambio de alrededor de 20 minutos, daba paso el segundo grupo, LA SUDADERA DEL MÁNAGER, que comenzaron en torno a las 20:20. El grupo cabalga entre el pop y el rock, siendo la actuación más descafeinada de la jornada. La afluencia de público seguía siendo muy pobre, aunque es verdad que empezaba a haber algo más de ambiente, sobre todo en los anfiteatros. Algunas de las canciones nos recordó a El canto del loco y las partes más melódicas sonaban un poco al rock alternativo de Sôber.

 
Instrumentalmente el grupo está a muy buen nivel, aunque pensamos que su frontman necesita pulir algunos aspectos en su técnica vocal. Pese a que el grupo presentaba un estilo muy jovial y alegre, notamos que su puesta escena era algo estática, quizás esto se debía a la poca afluencia de público y su conexión con éste. La actuación, al igual que con el anterior grupo, se vio recortada unos 15 minutos. Resumiendo, fue un concierto correcto técnicamente pero poco dinámico. Esperamos que la banda mejore este aspecto en su futuro.

 
Setlist
Alta mar
Hasta siempre
Quien
Mejor que tu
Cosidas a los pantalones
Sin mirarte a la cara
Mundos de cristal
Multipolar
Dos locos
 
Después llegaba el turno para los chicos de SINAIA, que comenzaron en torno a las 21:45 después de un cambio que se nos hizo eterno. Los minutos que se recuperaban recortando tiempo a las bandas se perdía en unos cambios larguísimos y eternos. Ya tuvimos la ocasión de ver a este grupo en directo teloneando a NARCO en la Sala Tren de Granada el pasado 2 de febrero de 2018 (puedes leer la crónica de ese concierto en el siguiente enlace).
Personalmente teníamos muchas ganas de verlos de nuevo y disfrutar de su torrente de energía y actitud punk, metal y rock. SINAIA venían presentando su nuevo disco Sólo humanos, editado el pasado mes de abril y que supone su tercer álbum de estudio. El grupo recalaba en la provincia granadina dentro de una extensa y exitosa gira.

 
A estas alturas de la jornada la afluencia de público ya era mucho más notable. Respecto a la puesta de escena, el grupo colocó dos tarimas a los extremos del escenario que usaron para subirse y así animar más aún a la gente que se encontraba allí. El tema con el que dio comienzo el concierto fue el de Sangre y cal, del nuevo disco, donde destacamos los coros realizados por parte de todos los miembros de la banda, que fue la tónica general durante toda la actuación. Se entremezclaron tanto temas del nuevo disco como de sus anteriores trabajos como Presente (2016) o Sinaia (2014), canciones cuyos temas líricos oscilan desde lo íntimo hasta la crítica social. Dentro de estos últimos destacamos Cultura desalmada (asesinos), la cual cuenta en el disco de estudio con la colaboración de nada más y nada menos que de Juan de Soziedad Alkohólika, grupo que claramente ha influenciado en el estilo de la banda. Uno de los momentos más álgidos fue cuando sonó la canción Ojos cerrados del álbum Presente, donde el público coreó el estribillo a toda voz y también la curiosa versión de la canción Valiente de Vetusta Morla, llevada completamente a su terreno. Dentro del entregado público, nos llamó la atención la presencia de una niña en primera fila que estaba disfrutando como la que más. Su entrega captó la atención del grupo e incluso uno de los guitarristas se acercó expresamente a ella para regalarle una púa. Un detalle que nos pareció muy entrañable. 

 
Tanto la buena combinación de melodías con parte más agresivas y aceleradas como la actitud de los miembros de la banda a la hora de animar al público son dos de sus grandes bazas, que saben usar inteligentemente para meterse al respetable en el bolsillo. Los guitarristas fueron muy activos durante todo el concierto intercambiando sus posiciones y saltando desde las tarimas creando una buena sinergia con la audiencia. En resumen, unas de las mejores actuaciones de la noche.

 
Setlist
Sangre y cal
En la pista
Declive
Inercia
Reinicio
Ojos cerrados
Cultura desalmada (asesinos)
Valiente (cover de Vetusta Morla)
Mi condición
Ecce Agnus Dei
De par en par
Sólo humano
Verbo

Tras la descarga brutal de SINAIA llegaba el turno de otro de los platos fuertes del día. Desde Valencia llegaba el rock and roll de LOS ZIGARROS. La banda llegaba a Lanjarón para presentar temas de su último trabajo Apaga la radio. ¡Menudo concierto! Sin duda fue uno de los shows de rock más completos y potentes que hemos visto en mucho tiempo. Desde las 21:00 que era su hora de actuación original nos fuimos a las 23:15 aproximadamente...


El cuarteto valenciano fue desgranando temas poco a poco. La primera mitad del concierto fue algo más relajada, centrándose en los temas de su nuevo CD, menos revolucionado que sus anteriores trabajos. Una antesala perfecta para lo que vendría después. La luz en el concierto de LOS ZIGARROS fue espectacular, con un apoyo de focos frontales que daban calidez y más visibilidad. La actitud de los hermanos Tormo es alucinante. Ovidi y Álvaro hacen un dueto insuperable, con una gran complicidad y una técnica deliciosa. El sonido era más que perfecto y todo sonaba brillante y nítido. Puro rock and roll con actitud.

 
No faltaron los clásicos de la banda. Dentro de la ley¿Qué demonios hago yo aquí?A todo que sí, DispárameResacaHablar, hablar, hablarOdiar me gusta… LOS ZIGARROS deleitaron a todo el público con su buen hacer y un repertorio alucinante. Sus letras distendidas, atrevidas y macarras son una referencia marca de la casa. Y es que estamos hablando de una de las bandas punteras dentro del rock español. Han teloneado a gigantes como The Rolling Stones o AC/DC. Ahí es nada. Llegar a donde están llegando es algo que está más que justificado. Se lo merecen. Todo eso y más. No es sólo rock. No es sólo la música. Es la actitud. Es la vestimenta. Son los gestos, la complicidad, la energía que irradian…

 
En definitiva, un enorme concierto de ROCK en mayúsculas. Sin duda lo mejor de la jornada. Esperamos poder volver a disfrutar de LOS ZIGARROS encima de un escenario más pronto que tarde. Un grupo mediterráneo de auténtico rock and roll. Eso son LOS ZIGARROS. ¡Hasta otra ocasión!
 
Tras la actuación de LOS ZIGARROS, fuimos raudos hacia el camping para cenar y descansar unos minutos antes de la supuesta actuación de PONTEFORTE. Pero cuál fue nuestra sorpresa, que cuando estábamos degustando una jugosa tortilla de patatas, empezamos a escuchar Suicídate. Y sí, nos dieron ganas de suicidarnos. NARCO ya estaba encima del escenario comenzando su actuación. Nosotros estábamos a 15 minutos a pie del recinto, por lo que nos perdimos gran parte de su concierto...

 
El cambio de posición entre PONTEFORTE y NARCO nos pilló totalmente por sorpresa. La organización hizo gala de la desinformación y nula comunicación sobre este cambio, ya que ni lo anunciaron desde el escenario al finalizar LOS ZIGARROS ni tampoco en redes sociales, a las que esa noche estábamos especialmente atentos. Durante el camino hacia el parque, escuchamos Anticrista, Son ellos y Ahí fuera (vive Satanás). Entramos durante la interpretación de El trapichero con cara de pocos amigos. Y es que esta falta de profesionalidad sumada al enorme retraso que el festival arrastraba, nos hacía disfrutar a medias de la experiencia musical.

 
Pese a todas estas circunstancias, dejamos de lado el malestar y nos adentramos en la rave metalera de NARCO y sus sicarios. La banda continúa su gira sin Vikingo MD y con El Chino, un sustituto más que digno. Por otro lado, Distorsión Morales sigue con su convalecencia, acompañado de su ya clásica muleta, a la que saca mucho partido en directo. El recinto se encontraba ya prácticamente lleno, tanto en la pista como en los anfiteatros. NARCO era uno de los mayores reclamos del festival, ya que cuando termine esta gira la continuación de la banda será toda una incógnita.

 
Se fueron sucediendo temazos tanto de su último disco Espichufrenia, como clásicos, pese a que echamos en falta muchos temas de sus primeros trabajos, como fue el caso de Tu dios de madera o Ambiente cadáver, por mencionar algunas. Aún así disfrutamos de su repertorio, que ha cambiado un poco hacia tintes más electrónicos. Cómo no, no podía faltar la botella de whisky que pasó de unas manos a otras durante todo el show. Esta vez cambiaron el J&B por un riquísimo bourbon Jim Beam. De la banda al público y de público a la banda. Unos de los momentos más esperados de la noche fue sin duda la aparición del ya conocido Yoni el robot, que saltó al escenario con sus bailes automatizados divirtiendo a todo el personal mientras coreaban “¡Ese Yoni! ¡Vale millones!”. Además, no faltaron himnos como Kolikotrón o La hermandad de los muertos, temas donde el público entró en éxtasis. En definitiva, NARCO cumplió sobradamente, aunque por desgracia muchos fueron los que no disfrutaron de su concierto al completo por la mala organización, entre los que nos incluimos.

 
Más tarde llegaba el turno de PONTEFORTE, que habían cambiado su puesto con NARCO. La banda es de allí, de Lanjarón, por lo que han tocado en todas (o casi todas) las ediciones del festival. Su nombre proviene del agua con gas Fonteforte, todo un emblema de Lanjarón y la Alpujarra granadina. Según la propia banda, hacen “rock con gas”. Pero hay muchas más cosas aparte de rock: blues, reggae, ska, funk… su estilo es inclasificable, ya que hacen una amalgama de todos estos estilos.

 
Liderados por la vocalista Marijose, a la banda se unen dos guitarristas, un estrambótico bajista (tanto su apariencia como su instrumento), un saxo, un trombón, una trompeta y la percusión de la batería.  El escenario está repleto de músicos y la verdad es que su puesta en escena era bastante divertida. Marijose no paró de animar a la gente y de bailar, contagiando su buen rollo a los demás. Situaron una máquina de burbujas en uno de los laterales, creando un bonito efecto visual que ayudó a congeniar mejor con la banda y a que su actuación fuera mucho más vistosa.

 
PONTEFORTE tiene tablas y experiencia. Han ganado varios concursos y certámenes. El sonido era muy bueno y la banda se veía cómoda sobre el escenario. Además, alguno de sus miembros pertenece a la asociación musical Lanjarock, que estaba detrás de la organización del evento así como el RockNRolla Underground Club de Granada. La complicidad y cercanía era más que palpable en su actuación. Su setlist se vio también algo reducido, en un intento fallido de la organización de corregir el enorme retraso que se venía arrastrando desde el principio de la jornada. Sonaron temas como por ejemplo Malo, Verbos o Insecto asesino. Para terminar, Salta a la comba fue el tema elegido. Así fue como PONTEFORTE terminó su actuación dando paso a la siguiente banda. Las fuerzas empezaban a flaquear, pero nosotros seguíamos ahí, al pie del cañón.

 
Setlist
DUB (colaboración la topera)
Que!
Verbos
No quiero cagarla
Reggaeton-to
Malo
La morita
Insecto asesino
Salta la comba
 
Después de la actuación de PONTEFORTE, nos tocaba de nuevo esperar un largo cambio hasta poder disfrutar de LOS VECINOS DEL CALLEJÓN. A estas alturas, las dos horas de retraso se habían convertido en casi tres, por lo que ya se notaba el cansancio en el ambiente. Pero eso no fue impedimento para que LOS VECINOS DEL CALLEJÓN diesen uno de los mejores conciertos de la noche.


Procedentes de Granada y con un viejo conocido de la escena jiennense en su filas como es el caso de Nano Díaz de XKRUDE a la batería, esta banda nos presentó temas de su último disco de estudio Con mucha karma (2018), donde pudimos disfrutar de canciones que mezclaban estilos que abarcaban el rock, ska, reggae y funk.

 
Casi llegando a las 5 de la mañana el grupo dio comienzo a su actuación. Pese a la altas horas de la madrugada y el retraso, el grupo granadino supo mantener el ambiente y que este no decayese gracias a su explosiva y enérgica actuación, haciendo que la gente no parase de dar saltos y bailar al ritmo de sus temas. Eso sí, también sufrieron recortes en su setlist, como era de esperar.

 
Entre algunas de sus canciones destacamos la de Sobre ruedas, en la que el cantante alaba a todos aquellos que llevan su casa a cuestas en forma de caravana o furgoneta. Otro tema a resaltar fue la versión de Breathe de The Prodigy, homenajeando al recientemente fallecido Keith Flint. Seguidamente, tras un interludio de Led Zeppelin, siguieron con Le llaman fiesta, una canción llena de energía donde Ángel, su vocalista, se desgañitaba mientras no paraba de saltar y animar el público haciendo temblar al escenario. A ello se unía el sonido de la sección de viento-metal de la mano de Gregorio Ortega a la trompeta y el portugués Paulo Temeroso al saxo. Además, el propio vocalista hacía de vez en cuando uso de la melódica, un instrumento que raramente se puede disfrutar en directo y que fue un punto fresco y dinámico, haciendo buena sinergia con el resto de sonidos.

 
El concierto fue pura energía, y así lo demostraron corriendo por todo el escenario hasta incluso saltar por encima de la batería. En resumen, pura fiesta y adrenalina para aguantar despiertos hasta cerca de las 6 de la mañana. 
 
Setlist
Intro + Popurrí (La ruleta / Gente de la calle)
Y es que
Déjame tus ojos
Sobre ruedas
Con mucha karma
Báilalo
Hoy
Camina
Joven
A la mierda
Me vuelve loco
Breathe (cover de The Prodigy)
intro Led Zeppelin + Le llaman fiesta
Mundo Kaos
 
Para finalizar, debería haber actuado BILLYMONKEYS. Pero no fue así. La banda decidió no actuar por motivos más que evidentes. Las 3 horas de retraso, cambios y demás, les perjudicó mucho, la mayoría de la gente ya se había retirado a dormir y las circunstancias no eran muy buenas que digamos para su actuación.
 
En un acto de honestidad y orgullo, la banda de rockabilly granadina decidió no actuar tras las exigencias de la organización, que quería recortar más aún su setlist. Podéis leer el comunicado de la banda en este enlace para salir de dudas y ver de primera mano los problemas de aquella noche.
 
En definitiva, un festival con una infraestructura y ubicación inmejorables, con una selección de bandas que ofrecieron grandes actuaciones, pero que se vió empañado por una muy deficiente organización. Esperamos que solucionen esos problemas para futuras ediciones y poder seguir disfrutando de este festival, al que auguro un buen futuro y crecimiento exponencial.
 
¡Hasta el año que viene!

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal