Review: NORTHLANE y su viaje a otros universos con su nuevo álbum "Alien"

09/09/2019
Sin lugar a dudas, lo nuevo de NORTHLANE está causando sensación desde que se produjo su lanzamiento el pasado 2 de agosto. Alien ha sido uno de los discos más esperados por parte de los seguidores de esta banda australiana, entre los que me incluyo. Hay que decir que ha superado las expectativas de muchos, aunque en algunos casos haya causado un sentimiento parcial de rechazo por razones que se comentarán a continuación. 
 
En mi caso, ha pasado a formar parte de mi rutina diaria para desconectar, por lo que me ha permitido sentir la profundidad del contenido de este álbum, tanto la parte instrumental, como la voz y la letra. Son muchas las emociones que aparecen, aunque he de confesar que no fue así cuando lo escuché por primera vez, ya que para mi gusto era demasiado electrónico en su conjunto, aunque los singles que se habían ido publicando me parecieron fascinantes desde el primer momento.
 
Es precisamente la parte electrónica la que ha creado una posible división entre las opiniones de los fans, para algunos puede resultar excesiva dentro de su estilo, pero para otros, o al menos desde mi perspectiva, crea una atmósfera frenética y desorbitada que encaja a la perfección con lo que se quiere transmitir.
 
Marcus Bridge, vocalista de NORTHLANE desde el año 2014, ha declarado en varias ocasiones que Alien ha sido una vía de escape para mostrar el infierno por el que pasó durante su infancia a causa de los abusos sufridos y el consumo de drogas por parte de su familia más cercana. Si nos sumergimos en el álbum y somos capaces de captar el dolor, la sinceridad, la decepción, el miedo, la rabia y la aceptación de la realidad, nos hará viajar a una parte muy humana, más que alienígena, al motor de este disco.
 
Volviendo a la parte más musical y quienes ya lo hayan escuchado me darán la razón, se percibe cierto toque industrial y nu metal en cada una de las canciones, por lo que NORTHLANE hace una innovación dentro del metalcore actual, quedando de forma compacta y fresca esta mezcla de estilos. Tengo que decir que además de observar ciertas influencias de estilos, también las hay de otros grupos, como pueden ser de LINKIN PARK, KORN y de ARCHITECTS, por ejemplo. 
 
Creo que, aunque ya haya podido comentar parte del contenido más importante de la review, este álbum se merece que sea algo más minuciosa, aunque sin extenderme demasiado.
 
La primera canción que aparece se titula Details Matters, un inicio potente y sin miramientos para dar comienzo al disco, donde priman los sonidos pesados protagonizados por la guitarra y la batería, acompañados por una voz gutural desgarrada que se enfrenta a alguien de su pasado “You can't make me disappear, you tried to break me but I'm still here”.
 
El siguiente track, que ya había sido publicado unos meses antes en formato single con videoclip incluido, llamó mi atención desde el primer momento. Se torna más electrónico y algo más melódico, pero sin faltar guturales y un instrumental propio de un metalcore oscuro que denota emociones con las que se pueden conectar y sentirlas como propias. El videoclip y la letra muestran situaciones ya comentadas por las que pasó el cantante durante su infancia, “We grew up scared, bruised and battered. Youth torn and tattered, as long as you were sky high”.
 
Pensábamos que la electrónica no destacaba tanto hasta que llegó 4D, siendo sorprendentemente una de mis favoritas del álbum. Me viene a los oídos una esencia de música futurista, en la que además de la electrónica, destaca la fuerza de la batería y una voz melódica que hace que se me erice la piel. El breakdown es bastante destacable, pero destacaría más el riff que ocurre tras este, que podría calificarlo como “dulce y placentero”.
 
El cuarto track, Talking Heads, también apareció algo antes como single. Me recuerda mucho al estilo de KORN, sobre todo, la voz, que en muchas ocasiones se asemeja a la de Jonathan Davis; creo que es por eso por lo que me encanta esta canción, además de por el breakdown, por supuesto.
 
¿Qué decir de Freefall? Que el riff del comienzo me recuerda a ARCHITECTS, al igual que muchas partes de la canción, pero sin dejar la esencia mágica de NORTHLANE en ningún momento. La capacidad que tiene Marcus Bridge para crear los diferentes cambios de intensidad vocal a lo largo de la canción es magnífica, y la letra destroza por dentro “No empathy to give to another soul, stolen from me forever. I will never be whole”.

Seguimos con Jinn, que viene cargada de fuerza con un toque más progresivo, y que sirve de apoyo a la siguiente canción, Eclipse, otra de mis favoritas del álbum que ya había tenido el placer de escuchar antes gracias a que salió como single poco antes de la publicación total. Muy electrónica sin lugar a dudas, pero que logra sumergirte en la realidad que se intenta proyectar, desordenada, agotadora y enérgica al mismo tiempo, además de dolorosa “I was here to catch your blows, bruises, tears, no place called home”. El videoclip parece ser la perspectiva contraria a la que vemos en el de Bloodline.
 
El próximo track, Rift, es mucho más tranquilo, con voces melódicas donde la batería es muy suave, al igual que la guitarra y el bajo, donde predomina la electrónica. Creo que su función es ser nexo de unión entre las canciones anteriores y las tres restantes del álbum.
 
Continuamos con Paradigm, donde ya no hay un rechazo hacia alguien, más bien se intenta dar una oportunidad para seguir adelante, pero sin poder olvidar el pasado, ya que siempre está presente. El vocalista vuelve a usar una voz rasgada, utilizando melódicos y guturales en algunos momentos, mientras que el instrumental se vuelve más ligero para dar paso a la siguiente canción.
 
Tuve la oportunidad de disfrutar de Vultures en directo el pasado mes de octubre en Madrid, ya que este single apareció en julio del año pasado. Creo que es la canción en la que más se mantiene el estilo metalcore, quizás por haber sido la primera, pero que no condiciona en ningún momento la estructura del disco, sino que más bien aporta un respiro y nos acerca a lo que estábamos más acostumbrados.
 
Finalmente nos encontramos con Sleepless. Nadie me puede negar que no siente la esencia de la voz de Chester Bennington aquí. Esta canción es la más melódica de todo el álbum, la más melancólica si cabe, pudiendo desconectar en cierta forma del resto de sentimientos, sintiendo paz, aunque la letra sugiera lo contrario: “I can't reach your hand. I can't liberate you. I know you're alive, but in my heart I've said goodbye. So tonight, I'm sleepless”. 
 
Siempre existirán los recuerdos, ya que forman parte de nosotros y de nuestro pasado, nos hacen ser quienes somos ahora, y por mucho que intentemos cambiar, no siempre es posible. Este es el motivo del por qué a veces nos sentimos como personas extrañas, como extraterrestres, ya que parece que no pertenecemos a nuestra realidad, sino a un mundo completamente diferente.


Enlaces de interés
Facebook | Youtube | Web

Tracklist
1. Details Matter
2. Bloodline
 3. 4D
4. Talking Heads
5. Freefall
6. Jinn
7. Eclipse
8. Rift
9. Paradigm
10. Vultures
11. Sleepless

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal