Review: ELECTRIC BELT reaparece con "Never Seen the Devil"

02/12/2019
 
 
En lo que se refiere a rock'n roll, stoner, blues y en general, mucho rock, parece ser que me he convertido en la nueva adalid del género en Metal Korner. Y como portadora apenas solitaria del estandarte de la naturaleza de ciertos grupos que cubrimos, hoy vengo a hablar de los jienenses ELECTRIC BELT
 
Ellos suenan a... buena pregunta. A bandas como Kadavar, Eric Sardinas, al guitarreo de Hendrix y a Clutch, pero con un sello muy personal y muy sucio. Todo te puede sonar a algo, pero no te recuerda a nada. Y con una voz rasgada que no conoce parentesco. 
 
Pero vayamos por orden. Ellos son Javyer (voz), Sebax (guitarra), Miguel (batería) y Pablo (bajo). El cuarteto parió en marzo un EP de seis cortes al que han llamado Never Seen the Devil. Es lo que he comentado anteriormente, pero con mucho toque de psicodelia, crudeza y mucha saturación de las seis cuerdas, amparados por varios sellos. A saber: Spinda Records, Discos Macarras, Zona Rock Producciones, Odio Sonoro, Violence in the Veins y Fuzz Shirts. Un disco grabado en riguroso directo en los estudios La Mina de Sevilla bajo los mandos de Raúl Pérez. Voces en los estudios Magic Hole (estudio del "baquetas" de la banda) y finalmente masterizado en La Mina. Como dato, en el proceso de grabación el bajo fue grabado por su miembro original Vicente, sustituido de manera sobresaliente por el mencionado Pablo. En el apartado de datos técnicos del disco, por si no te has fijado en su maravillosa portada, el artwork ha corrido a cargo del pintor también jienense Tomás Fernández. 
 
Si hacemos un recorrido en este Never Seen the Devil encontramos un trabajo casi cíclico en lo que se refiere a estilo. Pero eso lo comentaremos al final. El disco abre con  Tavern Sinners Lament cuyo fuerte está en el riff y la voz, casi solitarios, con apenas una percusión lejana que tarda en hacer aparición junto con el bajo, que funciona de motor de continuidad, tan bluesero que se convierte en las vías estables donde circula el tren de ELECTRIC BELT. Pasa lo mismo con la siguiente Werewoolf Woman. Tiene agarre y potencia, es acelerada y con la locura contenida de saber que poco falta para que se disparen los instrumentos y enajenarse de quién siquiera los está tocando. 
 
Pero damos un salto. Me voy a la estrambótica bajada Hacia la cueva de los muertos. El título ya te lo puede decir todo. Es surrealista, tranquila, onírica... Imagínate dejándote hundir en unas profundas y tranquilas aguas... es eso. Pero... aunque aisladamente este corte pueda funcionar, en lo personal se queda como un puente que viene de nada y va a nada y que mejor me serviría como introducción de este trabajo que como inicio de su segundo hemisferio. 
 
Volvemos a sacar cabeza y el tema homónimo de este Never Seen the Devil viene con una carga de doce minutos gloriosos de guitarreo, bajo machacón al más puro estilo blues pero con gran agarrre y  la voz rasgada de Javyer, tan personal. No podrás sacarte ese riff de la cabeza. Los interludios instrumentales funcionan bien (alguien podría decir que excesivamente largos) y desde luego debe merecer la pena disfrutarlos sobre todo en los escenarios. 
 
Y es que ELECTRIC BELT es una banda que respira de los escenarios y cuya música está pensada para eso, para el directo. Este trabajo cierra, como dije anteriormente, con Tired and Bored, muy parecido al primer tema y que da, por estilo, ese cierto toque conclusivo a un disco que se queda corto. Somos conocedores de que hay otro disco colateral a este, The Bottleneck Sessions, una joyita de tres temas muy MUY blueseros con la colaboración de Reverendo Killer Blues a la armónica que no han querido incluir en este disco. Lógico por coherente, aunque merece la pena también hacerle una escucha. 
 
La conclusión es que ELECTRIC BELT nos regala un disco que se pasa demasiado rápido y que, sabemos, puede dar más de sí sobre el escenario y en futuros trabajos que lo que nos están mostrando. Se queda especialmente corto pero sobre todo, se queda como la promesa de nuevo material a los que, como yo desde ahora, les seguimos la pista.

Tracklist:
Tavern Sinners Lament
Werewoolf Woman
The Liar Goes Church
Hacia la cueva de los muertos
Never Seen the Devil
Tired and Bored
 
Enlaces de interés:
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal