Interesante propuesta la que nos viene directamente desde Breslavia (Polonia) a través de THY WORSHIPER y su más reciente obra original, titulada Ozimina, que vendría a ser algo así como maíz o cereal de invierno.

La historia de la formación se remonta a 1993, cuando Marcin Gasiorowski decide crear un proyecto donde mostrar su interés en el black metal, el folk y la música tradicional del este de Europa. Hasta la fecha el disco más aclamado tanto por crítica como por fans ha sido «Popiol (Introibo ad Altare Dei)», publicado en 1996 y siendo éste el debut discográfico de la banda. Luego se tomaron un descanso, regresando en 2005. Desde ese instante hasta la fecha la formación ha publicado dos LP, una demo, el EP que es motivo de que un servidor esté escribiendo estas líneas y la reedición de sus dos primeros álbumes de estudio. Por lo no han perdido el tiempo precisamente. 
 

Lo cierto es que nos encontramos delante de un trabajo profundo, pausado, denso e incluso depresivo. Para animar a todo aquel que sea un fanático de las etiquetas (algunas veces tan complicadas y polémicas), podríamos meter Ozimina, en el saco del atmospheric black metal. Y es que simplemente hay que dejarse llevar ante la propuesta que nos ofrecen THY WORSHIPER, en la que tan pronto podemos apreciar el sonido de un arpa, como de un didgeridoo o de un djembe, elementos que sin duda son capaces de despertar la imaginación del oyente y de transportarle por ejemplo a un bosque o en este caso, tal vez mejor, a un gran campo de cereales cubierto por una espesa niebla en lo alto de una colina mientras de fondo escucha el sonido de un mar completamente angustiado y los aullidos de unos lobos desesperados. Mucha culpa de ello, la tienen la producción y los arreglos que se han hecho, notándose que han sido cuidados y trabajados hasta el más mínimo detalle, dotando al EP del sonido apropiado para esta clase de obras.

 
Puntuación: 7,5/10 

Tracklist:
Brzask
Halny
Ożyny
Wietlica
Wśród Cieni I Mgieł
Ozimina

 
Enlaces de interés: