NOCTÄMBULS es una banda que originariamente nació como tributo a Sangtraït y que ahora debuta con un nuevo disco homónimo de temas propios. El estilo en el que se mueve es acorde al grupo que ya de por sí tributan y circulan con total comodidad entre el hard rock con toques de rocknroll y el heavy metal.

En líneas generales el disco es una estupenda excursión en la que no faltan paradas tema a tema para descubrir un maravilloso mundo de detalles musicales, empezando por riff de guitarras realmente pegadizos, cambios de tonos, un cantante versátil, una armónica virtuosa, coros impecables, sección rítmica presente, cambiante y compacta y por último, un orden de temas que juegan con el clímax del álbum que consigue que sus nueve canciones se hagan especialmente cortas.

En nuestra particular excursión haremos algún alto en el camino para vivir los paisajes sonoros que se nos presentan.
Después de una introducción instrumental el disco abre con «Inmortals«, un tema que contiene un estupendo dúo de guitarras que se mueven paralelas con un riff más que pegadizo. Te atrapa la guitarra que canta junto al vocalista Pep Fillät. Pocas palabras pueden acercarse a describir el cambio de color que toma este primer tema con la armónica, un toque rocknroll blusero sinvergüenza que te transporta allí donde se canta a orillas del Mississippi. Desde luego es un primer tema de declaración de intenciones propias, que, podríamos decir, ofrece en pequeñas pinceladas casi todo lo que NOCTÄMBULS quiere ofrecernos.

Si un primer tema nos ha parecido completo, a éste le siguen «Dansa de la Mort» y «Em Crida«. El primero, siguiendo la tónica del tema anterior y completando cualquier detalle que le faltara a éste, en ocasiones más pegadizo todavía. El segundo podríamos considerarlo la balada del disco, potente y con muchísima fuerza. Sin duda son dos temas que terminan de mostrar una banda completa, compacta con una calidad por encima del sobresaliente.

«D’Usar i Tirar» es un rocknroll salvaje y descarado donde recae especial interés en la deliciosa armónica que se mueve sobradamente entre el acompañamiento y el virtuosismo solista. Hacía tiempo que no habíamos tenido el placer de escuchar un tema original como este, con un crescendo hasta casi el final del tema que acaba en un orgasmo algo más que sólo musical.

Haciendo mención especial al diseño gráfico del disco, merece especial atención si eres de los amantes de los cds físicos con detalles que descubrir mientras disfrutas de un buen trabajo musical. No faltan las reminiscencias medievales en un diseño que presenta a cada miembro de la banda como seres fantásticos entre los que no faltan el hombre lobo (Xiscu Rubio), Drácula (Pep Fillät) o la Momia (Arnau Carbonell).

Sin duda, un acierto que NOCTÄMBULS se haya lanzado a hacer un proyecto propio con las ideas tan claras y con el que, desde luego, conmigo, ya han conseguido una nueva seguidora.

Enlaces de interés: