Desde Italia nos llega el nuevo álbum llamado «Vertigo» de los melódicos SOUND STORM, pero antes de comenzar con la escucha, os dejo un breve resumen de la banda para los que no la conozcáis.

 

 

La banda se fundó en 2002 en Turín, aunque actualmente residen en Torino.
A pesar de haberse fundado en el citado año, no fue hasta finales del 2003 en el que sacaron su primer material, el cual contenía cuatro pistas. Entre el periodo de 2005/2007 sacaron dos demos bajo los nombres de Storm is coming y Northern Wilderness.
Un año después, en 2008, nació su primer trabajo mas consolidado el cual titularían Twilight Opera, con una producción muy elaborada y una calidad excelente, bajo el sello Rising Records.

En 2012 apostaron por Scarlet Records, y fue con ellos con el que grabaron su segundo trabajo Immortalia.
La banda ha girado en un tour mundial junto a los alemanes de metal sinfónico HAGGARD.

Y volviendo al tema en particular, que es el nuevo trabajo de los italianos, comenzamos con la escucha.

 

 

El álbum abre con una intro de piano y sintetizadores cuyo nombre da el mismo al disco y que bien podría servir de banda sonora a algún relato del escritor americano Edgar Allan Poe. La intro dura apenas unos segundos, pero nos basta para adentrarnos en el mundo mágico del metal sinfónico.

Continuando, empezamos con The Dragonfly, en el que las voces operísticas predominan junto a melodías rápidas y sintetizadores. Nada mas escuchar la voz de su vocalista Fabio Pivitera, me doy cuenta del grandísimo parecido que tiene a la del finés Toni Kakko de Sonata Arctica.
Para finalizar con el tema, nos deleitan con una voz angelical en off que a mi personalmente me eriza la piel.

Después de esta descarga maravillosa, damos paso a la segunda pista bajo el nombre de Metamorphosis, un tema mucho mas power que el anterior, con unos cambios de ritmo a acústico el cual te hipnotizan, y en el que vuelvo a repetir lo mismo referente al parecido de la voz de su vocalista. El conjunto de voces junto al sintetizador y los teclados, hacen de el un tema apoteósico y que me hace querer seguir escuchando sin aburrirme y con ansiedad de mucho mas, Sin duda alguna este álbum promete y muchísimo.

Forsaken es el puesto numero cuatro, en el que comienza con contundencia con guitarras desgarradas y de nuevo sintetizadores que dan paso a la voz suave de Fabio, pero que no tardara demasiado en cambiar para convertirse en casi guturales, una de esas mezclas, que a mi tanto me gustan. La base melódica puede ser un tanto repetitiva en este tema, pero no por ello me resulta aburrida, puesto que mas adelante cambian de compás acompañándolo con violines de fondo y un solo de guitarra apasionante. Aunque a mi personalmente me ha dejado un poco fría y quizás sea el que menos me guste del plástico.

Llegamos a la mitad del disco con Original Sin, el cual comienza con la delicadeza de Helena Crolle al piano, dando paso a la voz pausada de su vocalista, acompañada de coros operísticos maravillosos y una autentica horda de melodías apasionantes que tanto nos gustan a los amantes de la música sinfónica. Para mi, un 10 en este tema que parece tener alma propia.

Y de esta preciosa canción, llega el momento de The Ocean, iniciándose con enérgicas melodías sinfónicas en el que vuelven a convivir voces dulces con otras desgarradas haciendo un buen conjunto con sintetizadores y guitarras contundentes y sin desplazar al maravilloso trabajo de Alessandro Bissa a la bateria.

Spiral es el tema numero siete, y como bien dice su nombre, te hace caer en una espiral de romanticismo acompañado de nuevo con violines, guitarras rítmicas  y voces en off operísticas que llegan a lo mas profundo del alma, y te hace viajar a uno de esos teatros vieneses en una época donde el amor y la elegancia tenia vida propia.

Llegamos al octavo puesto con Gemini, un tema que empieza a medio compás y que a ratos tiene toques agresivos y no te deja parar de escucharlo, en el que vuelven a predominar los sintetizadores, melodías rápidas y cambios de ritmo muy bien elaborados.
Los italianos nos están dando una buena lección musical, ya que sudan técnica por todos los poros de su piel y demuestran tener tablas. Quizás lo que me sobra son tantas melodías sintetizadas, pero con esto no digo que suenen mal, es solo que me faltan mas voces femeninas o, incluso, mas violines, pero aun así, me están sorprendiendo para bien y sinceramente estoy disfrutando con la escucha.

El álbum continua con Alice, el cual te hace volar la imaginación tras escuchar las voces masculinas al mas puro canto gregoriano, acompañado de voces femeninas, todo ello en off, el cual, como ya he dicho te transporta a un mundo mágico de bosques y leyendas.

Y tras este breve respiro llegamos al final de este, que esta siendo un gran trabajo, el cual comienza con la guitarras rítmicas de Valerio Sbriglione y Sascha Blackice, dando paso a una majestuosa voz de Fabio, acompañada de coros mas power, y campanas eclesiásticas maravillosas, en donde las melodías mas rápidas hacen de este, el tema a destacar del disco y que, para mi es la predilección, cerrando el trabajo con broche de oro.

Desde este breve resumen. los animo a seguir trabajando como hasta ahora, ya que técnica no les falta y tienen tablas a raudales. Disco 100% recomendable para los amantes del metal sinfónico.

 

Para más información de la banda, aquí debajo os dejo enlaces de interés.