Fotografías por Eyescreamprod
 
 

Dos eminentes bandas sacudieron el Pabellón Cuervo de la Ciudad de México el día 17 de Junio. El Legendario ABBATH con su poderoso Death Metal y los Dioses Vikingos AMON AMARTH del Death Metal Melódico.

 
Con su “JOMSVIKINGS LATIN TOUR 2017” los suecos AMON AMARTH detonaron el Pabellón Cuervo de la Ciudad de México junto a ellos la banda invitada Noruega ABBATH haciendo vibrar a los presentes.

Desde temprano se podía ver a cientos de fanáticos haciendo fila para poder estar más de cerca del escenario, a las afueras del Pabellón Cuervo se podían apreciar los anuncios de “Sold Out” y muchas caras pintadas haciendo tributo a ABBATH, así como varios cuernos referentes a los nórdicos Amon Amarth.

 
 
Pero fue en punto de las 8:00pm que empezó la destrucción con la legendaria banda Noruega ABBATH.

El escenario estaba con las luces apagadas y fue cuando ABBATH salió al escenario y con “To War” arrancó la tan ansiada noche, los brincos y cuernos en alto no se hicieron esperar ABBATH era tan aclamado que los gritos estaban por reventar los oídos, una ola de emociones se veía por la sala, brincos público coreando tan alto que contagiaban con gran pasión. Cuando “Winterbane” las sacudidas de guitarras estremecían el ambiente dejando con la boca abierta a varios asistentes.

Segundos después ABBATH saludo y agradeció a todos los presentes el que estuvieran ahí. Los gritos de “¡Oe! ¡Oe! ¡Oe! ¡ABBATH! ¡ABBATH!” eran tan altos y hacían que la banda se quedara en silencio apreciando la calidez de sus seguidores, pero fue cuando “Warriors” que continucaron los saltos y los cuernos en alto volvieron a salir, grandes momentos se vivieron con el Ex-INMORTAL demostrando que tiene mucha cancha en el escenario. Segundos después “Ashes Of the Damned” y “In My Kingdom” retumbaron en el Pabellón Cuervo. Llegábamos a la mitad del show y todo era perfecto los aplausos y gritos eran muy merecidos para ABBATH.

 

Minutos después “Tyrants” y “Nebular Ravens Winter” temas de INMORTAL hacían recordar aquellos tiempos en los que el demonio ABBATH escupía su atroz bestia. Pero también temas aclamados como “Count the Death” y “One by One” finalmente un tema que sacudió las melenas con “All Shall Fall” tema de INMORTAL el cual detonó al público. ABBATH se despidió de sus fans entre aplausos y gritos los cuales lo aclamaban una y otra vez, gran presentación de los noruegos gran espectáculo con su ya conocido maquillaje y peculiar presentación.

 

El ambiente estaba a reventar, y con un cambio de escenografía montando una manta del décimo disco de AMON AMARTH “Jomsviking” , como un barco viniendo entre las olas así se veía un mar de gente con cuernos, puños y cervezas a lo alto. La intro empezaba a sonar, las luces comenzaban a encender y fue cuando la banda arribó al escenario entre la multitud de gente que esperaba a la nórdica banda. Fue cuando las guitarras empezaron a sonar con el gran tema “The Pursuit Of Vikings” los coros y puños en alto enseguida se hicieron ver, se podía apreciar una auténtica marea de ellos entre el público, la canción fue coreada con tanto fervor que por poco estalla la sala, seguido de “As Loke falls” y “Firts Kill” un ambiente muy rudo, voces cantando hasta su último aliento, en los rostros de la gente se apreciaba la energía con la que cantaba, todo marchaba de maravilla llegando a “The Way of Vikings” podía sentirse como temblaba el suelo, por los saltos pareciera que en cualquier momento el lugar iba a derrumbarse, era tanta la energía que se percibía que parecía increíble.

Siguiendo con “At Danw’s Firts Light” y “Cry of Black Birds” canciones muy bien coreadas, un público de primera, eran tantas la emociones que se vivían que contagiaban hasta al más despistado, no sabía si ver el show de la banda o ver al público tan entregado, ahora empezaba a sonar “Deceiver of the Gods” y llegando a la mitad del show con “Tattered Banners and Bloody Flags” el público continuaba con la energía que el principio, pareciera que cantar y saltar les diera fuerza para seguir navegando en un barco en medio del mar turbio Johan Hegg tenía al público en sus puños con eso demuestra que tienen el liderazgo de un Vikingo fuerte y atroz.
 

La emblemática noche y la bestial presencia de los Vikingos sobre el escenario haciendo despampanar el lugar sacudiendo sus largas melenas y bebiendo cerveza en sus cuernos daban pasó a “Destroyer of the Universe” vaya que estaba por destruir con esos ruidos de guitarra que daban pasó al tema, seguido de “Death In Fire” y “Father of the wolf” el humo y las luces hacían parecer que se estaba incendiando el escenario las melenas de la banda las sacudían sin parar era un excelente show.

Entrando a la recta final con “Runes to My Memory” y “War of the Gods” el público continuaba saltando y coreando cada tema, una breve pausa y los gritos de Ole, Ole, Ole AMON AMARTH se escuchaban una y otra vez. Entre gritos y chiflidos los Vikingos volvieron a salir y al sonar “Raise Your Horns” nuevamente la gente tomo los cuernos en sus puños pero un momento épico fue cuando “Guardians Of Asgaard” ese sonido de parte del público gritando eh! eh! eh! eh! con cuernos en alto y saltando era sensacional, el desbordante ruido de las guitarras y la estruendosa voz de Johan hacían que ese momento quedará grabado en la retina.

Finalmente con “Twilight of the Thunder God” los gritos del público eran detonantes, iniciando el tema comenzaron a saltar, empujones se podían ver, cantaban con una fuerza inigualable, no cabe duda que esta banda puede hacer estallar en cualquier lugar.

 
 
Al final del concierto unos fans hicieron un pequeño show, los seguidores de AMON AMARTH se sentaron al piso en fila e hicieron como que iban remando un barco, fue un momento muy agradable por parte de ellos.

Un escenario bien montado, sonido excelente, luces espectaculares, un público increible. Bien por Eyescreamprod siempre conciertos de primera AMON AMARTH Y ABBATH de lujo.

Gracias a Eyescreamprod por las fotografías para esta crónica.