Ha llegado a mis manos un difícil reto, que no es otro que hablar del nuevo disco recopilatorio de los sevillanos ARS NOVA XIV.

¿Por qué es tan difícil hacer esto, entonces? No lo es sólo por el estilo de la banda, pues practican un folk rock progresivo, con una clara influencia del rock de los setenta; ni tampoco por la variedad de matices que hay en cada tema, que pueden pasar por el blues, sinfónico, folk, jazz… Es tan difícil porque soy fan de la banda. Y después de años de fan, amiga.

ARS NOVA XIV ha lanzado un disco recopilatorio llamado «Una década«, que quiere celebrar sus diez años de carrera con lo más influyente de su repertorio y en él también va incluído un segundo disco, el relanzamiento de su último trabajo «Catorce» (disponible éste en descarga gratuita aquí) y a través del sello On Fire ya puedes verlos en directo casi por toda la geografía española. 
 
La banda está compuesta por dos pilares principales, que son Gabriel Vicente (flauta travesera y voz) y Elena Atencia (piano y teclados), fundadores del proyecto; pero la estabilidad del combo llega con Gabriel Gómez (guitarra), Clara (bajo y violín) y Jose Antonio González a la batería que ya llevan años experimentando encima de los escenarios las delicias del directo. 
 
En líneas generales, aunque ya lo hayamos explicado, hablar de ARS NOVA XIV es hablar de eclecticismo. Son músicos con talento y versatilidad que saben dirigir con finura y buen gusto una dinámica de estilos musicales que viajan por todos los rangos que pueda llegar la imaginación del oyente. Lo bueno es que lo hacen bien, cuidando cada detalle y sin acercarse el barroquismo. Es difícil encontrar algo así que no revuelva las tripas del más exigente, pero en este caso se cumplen con todas las expectativas.
 
En referencia a «Catorce«, la reedición del disco que salió en 2014, estamos ante un disco que está compuesto por 11 temas entre los que se encuentran maravillas como la instrumental «feira do monte» o «escondido», un ligero tema lleno de contrastes que, en directo, suele cumplir con las exigencias de los que quieren bailar a golpe de solos de guitarra, flauta, piano… con un pegadizo leitmotiv de flauta que si no consigue despegarte de la silla, es que estás muerto. 
 
Pasamos también por la simpática «Tres deseos» o la epicidad y la grandeza de «Morir para comprender» o «Recuerda lo que fui». Aunque, si tenemos que resaltar algún corte, maravilla de la composición, «Cartorce» se lleva la palma de oro, pues es un tema que, en armonía, riff, melodías y en general, en toda la canción, hay un detalle u homenaje a las 10 canciones restantes, que cierra de forma cíclica, con el brillante violín de Clara, un disco que es de 9 (porque de 10 es en directo). Comprensible es que el tema esté incluído, versionado, en «Una década«.

¿Y qué decir del recopilatorio «Una década«? Pues que ARS NOVA XIV ha sabido escoger las joyas que mejor funcionan en directo, como «Revenge» o «Mother moon», incluídos en su primer disco «Doomster«, dos temas en inglés más cañeros y progresivos de lo que estamos acostumbrados pero que son un derechazo directo a nuestra médula, una descarga eléctrica que nos lanza a sumergirnos en cada nota sin dejarnos respirar. Y mención especial a «Sumergido en el tiempo», tema inédito, más completo, mejor grabado y con un crecimiento musical más que evidente que da una pincelada para el lienzo que será su próximo redondo.

En general estamos ante un gran trabajo, quizá algo flojo de producción (puede que desviación auditiva, por costumbre de escucharlos sobre escenarios), pero es, sin duda, la mejor carta de presentación que dará lugar a un tercer disco (me consta que en fase de creación) que ya estamos deseosos de escuchar.

 
Enlaces de interés