Salió hace unos meses, pero el disco no es desmerecedor de mención especial entre nuestras filas. Los cántabros EMBOQUE lanzaron en noviembre del ya pasado año su nuevo disco 6 que han ido girando por todas las salas del panorama nacional de la mano de The Borderline Music. 
 
Y han sido muchas las alegrías que este disco, grabado y editado en SonOArc en Cantabria, les ha dado y les está dando. De hecho, a la publicación de esta review se están preparando para un concierto benéfico en Santander este sábado. Un no parar. 
 
Sobre la banda, ésta surge a mediados de los 90, con un clara influencia por la música rock, hard rock y heavy mtal de grupos como Guns N’ Roses, Skid Row, Deep Purple o Led Zeppelin. Desde sus comienzos hasta ahora han llegado a grabar, con este que mencionamos hoy, seis discos de estudio, y este último recibe el original título de 6.
 
El grupo, natural de Hinojedo (Cantabria), está formado por Mario Galván a la guitarra, Raúl Galván a la voz y bajo y Carlos Quintana a la batería. Pero hemos venido para hablar de 6. 
 
Este trabajo abre con un poderoso Mis ideas. Esta combinación de guitarras pesadas, con riff densos que se liberan hacia una voz nítida que canta y se abre paso entre la instrumentación, constituye una apertura perfecta para un disco que ya hace ostentación de un heavy clásico con tintes de hard rock. heavy rock, que le dicen. 
 
Pasamos por la épica Estaré, cuya letra es todo un himno que te levantará el ánimo y las ganas de sonreír y por El soldado, de misterioso corte, tintes oscuros y de armonía interesante, si bien la temática ya te la da el título. Haciendo mención a la letra, «el horizonte frente a ti se ve con poca claridad, alguien me espera, no sé quien […] me equivoqué […] sólo me queda luchar». El acelerado solo de guitarra hará las delicias de todo amante de dejarse las cervicales en directo. 
 
Momentos se declara, en el ecuador del redondo, como tema también resumen del estilo de este 6. Su letra es lo que más podemos decir que engancha, junto a su armonía que hace que los seis minutos de tema se te pasen con más ligereza de la que se espera. ¿Sobre lo que dice? La relatividad del tiempo y el carpe diem resumidos un solo corte. Un medio tiempo que sorprende con un delicioso solo de guitarra que roza la perfección técnica y recubre de nobleza este tema.
 
Continúa girando el disco sin sobresaltos, pasando por No creas en mí y nos detenemos en Aprendiz. Ese sonido de órgano, lejano, pero presente, nos conquista y los cortes donde la batería se convierte en auténtica protagonista, liderando a las cuerdas, se presenta, por ahora, como tema de indiscutible presencia en los escenarios. Es original y lleno de matices. Seguro un gran hit.
 
Nadie irrumpe sin hacer mucho ruido, pero despierta un sentimiento en ti, como las palomas en la mañana que te recuerdan que el día va a comenzar. Conforme avanza girando en el disco realmente se convierte en otro himno cuyo estribillo invita a ser coreado. Una letra realmente interesante. 
 
La balada no puede faltar en un disco de este calibre, y llega bajo el título Hola. Si bien la letra puede recargar de ternura y Raúl Galván recorre tesituras imposibles y pese a ser un buen tema, seguro que en directo tiene más gancho que su grabación en estudio. El disco cierra con I’ll Be There, una versión en inglés de Estaré, tema con el que pretenden conseguir el reconocimiento internacional que ya tienen aquí. Aun así, bajo una pura opinión personal, seguimos prefiriendo el español. Estos dos temas, nos dejan, entonces, un sabor extraño de boca al finalizar el disco.  
 
En general, EMBOQUE nos ha ofrecido un buen trabajo, sin sorpresa y sin descubrir nada nuevo dentro del género. Cada miembro demuestra estar sobradamente preparado para ofrecer un gran espectáculo en directo. Ideal para los amantes del heavy rock cantado en español. 

Tracklist:
01. Mis ideas
02. Estaré
03. El soldado
04. Dónde está la acción
05. Momentos
06. No creas en mí
07. Aprendiz
08. Nadie
09. Inmortal
10. Hola
11. I’ll be there
 
Enlaces de interés: