Por Chus
 
 
El acceso a la cueva era realmente complicado, debido a lo angosta que era su entrada. Tan solo un niño de aproximadamente unos siete años podría acceder a ella. En su interior, se encontraba una gema. Se decía que la piedra preciosa concedería no solo poderes inmensos a quien la poseyese, sino también la inmortalidad. Durante centenares de años, aquellos que sabían de la existencia de tan poderoso objeto hicieron lo imposible para hacerse con él. Todos los infantes que fueron usados para tal empresa jamás volvieron a ver la luz del sol. Si alguno hubiese podido escapar, hubiese contado que conforme se avanzaba, la caverna se ensanchaba muchísimo. Estaba repleta de pequeños cadáveres. Sus huesos parecían forman una inmensa y terrorífica tela de araña. En lo que parecía ser el centro de la gruta, se erguía un altar que guardaba el tan preciado objeto. Bien es sabido lo obstinado y ambicioso que es el ser humano. Llegará un día que algún ambicioso rey obtenga la poderosa alhaja. En ese momento, el poder corromperá irremisiblemente su alma, trayendo destrucción a todo el planeta.
 
Bienvenidos al universo de SÖNAMBULA.
 
De la mano de Xtreme Music, el 18 de diciembre de 2018 nos llegó el nuevo LP del combo de death doom metal SÖNAMBULA titulado Bicéfalo. Su formación es: Maider (batería), Rapha Decline (guitarra y voz) y Aleksey Bogdanov (bajo).
 
Si un álbum es bueno, conseguirá hacer cabecear al oyente en pocos instantes. Para este humilde redactor, el catar el disco que hoy ocupa estas líneas ha sido un placer, donde el headbanging no ha faltado. Lejos de centrarse en la vertiente más pesada del género que ejecutan, el power trío se dedica a estructurar unas tonadas tan veloces como contundentes, introduciendo unos cambios de celeridad rasantes realmente increíbles. No sé qué opinaréis vosotros, pero para mí, estas características son maravillosas. A su vez, creo que es importante comentaros que a partir de la quinta tonada, las revoluciones hasta el final del asalto se reducen, mas no la intensidad y el buen hacer. La producción es orgánica y crujiente, adjuntando un señor artwork.
 
Como comentaba un poco más arriba, las guitarras pasan de ser raudas a asfixiantes en una milésima de segundo. Además, la inclusión de solos temiblemente punzantes si la ocasión lo requiere es un punto muy a favor. Poco puedo decir sobre los registros vocales de Rapha. Growls asesinos por doquier. Obviamente, aquí no hay clean vocals metidas con calzador. La forma de aporrear los parches de Maider es enérgica y dinámica. Ojalá para próximos redondos nos sorprenda con algunas ráfagas de «golpes relámpagos». Ojo con las bass lines distorsionadas. Sé que lo comento siempre, y tal vez de la misma forma, pero se agradece que las cuatro cuerdas tengan presencia.
 
Destacaría la sanguinaria Héroe sangriento y la adictiva Detritus como lo mejor del embiste.
 
Si os van conjuntos como Autopsy, disfrutaréis del long play que ha protagonizado esta reseña.
 
Puntuación
8
 
Tracklist
Mutación sintética
Héroe sangriento
Huesos
Nostromo
Detritus
Colección macabra
Bicéfalo
 
Enlaces de interés