La banda FRACTAL CYPHER nos trae su álbum a Metal Korner desde Canadá, donde fue mezclado y producido por Christian Donaldson. El álbum incluye los tres Singles que habían publicado anteriormente: “Lost”, “Awakening” y “Prision Planet”. Las letras fueron escritas por el cantante, Simon Lavoie, y las pistas fueron ideadas por el teclista, Ludovick Daoust. Este grupo fue formado tras la separación de Ludovick Daoust, Simon Lavoie y el guitarrista Vincent Bruneau de FAR FROM REALITY, donde sólo estuvieron en el álbum debut. Junto a Tommy Fradette  al bajo y Steven Cope a la batería han realizado un primer álbum rompedor, definido y con un estilo propio inconfundible.
 
      Éste trabajo destaca entre el escenario progresivo actual, porque no buscan ni aferrarse al sonido clásico de los inicios del metal progresivo ni se tira de cabeza al movimiento de prog moderno: este álbum de nueve temas abarca un rango de estilos enorme, desde baladas rockeras como “Shining a While” hasta “Imminent Extinction”, que casi puede catalogarse como Death Metal. Por supuesto, abundan ideas de metal progresivo moderno percusivas, potentes, pegadizas y memorables, y hay algún que otro “momentazo Djent”, pero siempre manteniendo la misma atmósfera y sin que ningún cambio de una canción a otra nos resulte chillón. Destacamos también el los guturales de Lavoie, que si bien no son el centro del álbum sí dan un color distinto a muchos temas y proporcionan un dinamismo que no solemos encontrar en otros grupos más clásicos.
 
      Las influencias que tienen los canadienses están muy claras (SYMPHONY X, DREAM THEATER y CIRCUS MAXIMUS por mencionar algunos) y seguro que quien sea fan de estos grupos apreciará un álbum como este en gran medida. Y por supuesto no podrían mencionarse grupos de este estilo como influencias si el virtuosismo de FRACTAL CYPHER se quedase  atrás, pues no hay un instrumentista que se quede atrás o no tenga su “momento de gloria” en el que nos deje claro que “The Human Paradox” va en serio. 
 
      En lo referente a las letras dominan los temas sociales e intrapersonales, con un objetivo de conciencia social en los primeros (como oímos en “Imminent Extinction” y “Prision Planet”) y de introspección en los segundos (como “Lost” y “Idle Words”). Todo esto viene dentro de una inercia en el significado de los temas a través del álbum, que al final tratan de luchar en la adversidad y de mantener la esperanza en el desasosiego.
 
      Lo único que realmente puede ponerse como pega a este magnífico trabajo es que varios temas caen en el fallo común de comenzar con mucha intensidad para luego tener transiciones suaves y largas hasta que la canción consiga romper de nuevo, como con “Final Abode”. Sin embargo esto no es algo por lo que desestimar el álbum, que sigue siendo un excelente en muchos otros aspectos.
 
      En conclusión puedo decir que este es uno de los trabajos más profesionales que he visto en un tiempo dentro de la escena progresiva, y desde luego no hay excusa para no echarle por lo menos un buen orejazo de principio a fin. Este grupo parece tener lo que hace falta para llegar lejos. 

 

Enlaces: