La banda que hoy ocupa mis pensamientos mas musicales, llega de Moscú con una fuerza irremediablemente brillante, ellos son ZMEY GORYNICH, que se traduce al castellano como «DRAGÓN ESLAVO» y nos traen su último trabajo de estudio titulado «Malafya«, un álbum variado que gustará a distintos amantes del metal extremo, sean cuales sean sus preferencias en cuanto a estilo se refiere.

Intro muy corta pero intensa, mandolina en mano nos abren la mente y el oído a lo que se aproxima….

Como primer tema entra como un trueno de folk metal y death core “Морозобой”, dirección única a una base muy pesada de guitarras y batería espectaculares. Buen ritmo a la percusión, con blast beat y variantes que recuerdan a los mas que consolidados FINNTROLL, aunque si cabe, más rápidos y pesados. Un acierto total este tema como apertura del disco, tanto por el nombre que tiene, como por la presentación instrumental.

“Ой, Лёли-Лёли!”, es el nombre del tercer corte del disco donde se mezclan partes muy progresivas, con otras más alegres y apegadas al folk metal ruso. Muy cambiante a nivel rítmico, con introducción de sintetizadores y coros absolutamente pegadizos. Este es el tipo de corte que alguien con un problema de ánimo debería escuchar.

Llegando poco a poco a la mitad de este trabajo, “Айнанэ” me sorprende, con un canto melódico que sirve de preámbulo para la apisonadora que inunda mis oídos, una vez más, guitarras tomando el protagonismo del tema pero sin dejar a los demás instrumentos en segundo plano. Los coros femeninos imprimen una frescura digna de mención. Mi mente no deja de viajar a la lejana y fría Rusia escuchando este gran corte, casi puedo sentir el frío viento siberiano. De momento, es el tema más llamativo para mí.

El quinto tema se llama “Медвепляс”, el cual, me deja asombrosamente maravillado, ya que la velocidad general de este tema es casi estelar, aunque no es lo que más me sorprende, sino que a pesar de esa velocidad, todo suene en su lugar, no aparezcan disonancias y este todo tan compactado, parte del merito por supuesto, seria de la producción. Ligeros guiños de nuevo al death core mas purista pero sin perder un ápice de originalidad.

Acordeón en mano acompañado de una marcha semi militar a la batería, llega Борода, un corte potente aunque sin llegar a serlo demasiado, agradable al oído y con ligerísimos toques hummpa. Sorprendentemente para mi, este tema contiene en sus entrañas una parte techno mas propia de una discoteca moderna que de una banda de Folk Metal, no suena mal…nada mal. Acaba este tema con una alegre melodía impresa entre coros, acordeón y samplers que me dejan un sabor dulce para mis oídos.

Estos chicos se atreven con todo, hasta con un cover de Bring Me The Horizon, que a pesar de distar mucho del original (me he molestado en escuchar el original), hace de sobra justicia como cover y sin duda a nivel puramente musical, está por encima por motivos técnico, preciosistas y de complejidad, esto se llama Чуешь Мою Страсть?.

Para finalizar este sorprendente trabajo, para mi asombro absoluto, repiten uno de los temas anteriores, concretamente “Ой, Лёли-Лёли!”, pero esta vez una versión Mix….si, si, como estais leyendo, una versión Mix que no voy a poder decir que no me agrada, pues no se queda en lo que nuestras mentes relacionan al escuchar la palabra Mix, sino que incluyen acordeón, bajo, brasses y mantienen la esencia perfeccionista y compleja que caracteriza a la banda.

Sorprendente disco, muy sorprendente para mi, llegando a pensar que tal vez merecen ser incluidos en mi TOP 10 de bandas del género.

NOTA PERSONAL: 9/10